martes, 26 de marzo de 2013

La importancia del juego y la estimulación: método Montessori

Un bebé tiene el triple de neuronas que un adulto... pero lo que de verdad importa es que con el paso del tiempo esas neuronas se conecten entre sí para poder crear redes cerebrales que lleven al niño a almacenar información y conocimiento en diversos "cajones" de su cerebro.

Yo siempre he pensado en esos cajones. Algunos permanecen cerrados, lo tienes ahí hasta que un día necesitas abrirlo. Cuanto más abras y cierres cada cajón más información y experiencias tendrá guardadas... cuanto más utilices tus conocimientos más se asentarán... porque de nada sirve saber de todo y no ponerlo en práctica. Lo mismo pasa con los bebés.

Yo no soy ninguna experta en la materia, simplemente es como yo me imagino el cerebro y no andaré muy lejos en esta explicación ilustrativa que me hago a mi misma cuando pienso en las capacidades que nos otorga nuestra experiencia. No pretendo hacer una explicación científica del tema sino más bien de andar por casa, que para explicaciones profesionales ya están ellos, los profesionales.

Esas neuronas se van conectando unas a otras según el niño va escuchando, tocando, viendo, probando... jugando, cantando, moviéndose... en definitiva experimentando.

No hace falta esforzarse mucho para tener un bebé estimulado. Le cantas, le meces, le pones a su disposición juguetes con texturas, colores, ruidos diferentes... en definitiva le das la posibilidad de ir descubriendo nuestro mundo sin prisa pero sin pausa. El primer año ese bebé habrá hecho más conexiones neuronales que en toda su vida. Mi aita que es médico siempre dice, cuando le estamos mirando fijamente a Alaia que de repente se le cruza el cable, que está "haciendo conexiones" y seguro que es verdad, un bebés pasa todo el rato conectando... con sus padres, con el muñeco, con la mesa, con la cuchara, con una mirada desconocida en la calle, CON TODO!!! es maravilloso, es mágico... es ciencia.

Y ahora es cuando pienso qué suerte tiene de poder estar conectada a la vida a cada segundo y qué pobres los niños que no tienen posibilidades de tener alguien que les cante, les toque, les mire, les hable, les mueva, les pasee... en definitiva que les estimule.

El método MONTESSORI ya lo introduje en este post aunque no expliqué nada más que era para el desarrollo sensorial del bebé y del niño es un método de estimulación temprana del niño en el que el adulto se queda en un segundo plano mientras el niño se desarrolla.

La doctora Maria Montessori  (1870-1952) fue la precursora de este método a partir de sus experiencias con niños de todo el mundo. Podéis leer más acerca de ella en esta página web y en su página de Facebook.

Os recomiendo esta otra página MONTESSORIPARATODOS si os interesa informaros acerca de esta manera de ver la educación y el aprendizaje de los niños.

Aquí os dejo el link al Colegio Montessori de Madrid... es una pena no vivir allí.
Espero que no dejéis de estimular a vuestros hijos... hay que ponerle empeño, meter horas, dejarse el espinazo en la alfombra de la habitación, andar muchos kilómetros, manchar toda la cocina y desordenar toda la casa... pero aún después de todo eso habrá merecido la pena, estará feliz sobre todo porque pasa tiempo contigo, y es tiempo con calidad, que es lo importante. 









No hay comentarios:

Publicar un comentario