viernes, 3 de enero de 2014

La dependencia del DuDu o mantita de sueños

Alaia tiene ya año y medio y su mejor amigo se llama Dudu o Titi según el momento. Es un pequeño oso rosa, dormilón y con una narizota que apetece morder... lo mejor? los nuditos de las puntas. Alaia los coge con los deditos y mientras se acerca uno a la nariz, se mete el dedo en la boca... chupetes nada de nada.



Es el mismo muñeco, una mantita de la marca Nattou que nos regaló mi suegra antes de que naciera. Mis sobrinas habían tenido, India con 7 años sigue durmiendo con él mientras que Malena ha optado más por un perro gigante al que le llama Pintxo. A los dudus que ha tenido no les ha hecho ni caso.

A estas alturas nos preguntamos si hemos hecho bien en generarle esa dependencia y después de pensarlo bien hemos llegado a la conclusión de que sí. Entre ellos hay una relación muy especial, le da cariño cuando se cae o se hace daño, le arropa cuando duerme pero sobre todo siempre está ahí, estemos donde estemos.

Suelo llevar a Alaia a la guardería con Titi en el coche y cuando llegamos a la guarde ha aprendido que hay que meterlo en la bolsa y solo lo pide cuando llego a buscarla. Ha relacionado que la guarde es un lugar donde hay muchos niños y muchos juguetes y tiene que dejar a Titi descansar. Eso sí, como vaya a buscarla y no se lo de, me monta un pollo... :D

El caso es que este tema ya lo conocía por mi sobrina India, un día su Dudu tuvo que viajar desde Córdoba a Bilbao por Seur... no puede separarse de él.

Y si se pierde? pues sencillamente la has cagado. Por eso compré en su día 2 y uno ya se nos perdió porque Alaia a veces lo suelta desde el carro para que ande, y claro, andar no anda el pobre bicho. Varias personas me han perseguido con él por la calle y hasta un chófer de autobús me ha pitado de lejos para que lo viera caído en la acera...

Pero lo malo es cuando la marca NATTOU ha decidido cambiar el bicho de diseño... justo en 2013... y no he vuelto a encontrar otro igual con sus nuditos... hemos intentado intercalarlos pero no, Alaia es demasiado lista y hasta en la oscuridad se da cuenta de que ese no es su Titi.


Así que Dudu, solo te pido que no nos abandones, que no abandones a Alaia porque habrá un drama y no dormiremos ni ella, ni nosotros...


No hay comentarios:

Publicar un comentario