lunes, 28 de abril de 2014

El papel del padre es fundamental

El otro día hablando con mi amiga Irune y sus padres del cambio que había dado el papel del padre en los últimos 20 o 30 años me decidí a escribir esta entrada.

Cuando hablamos de sexos no creo que se pueda generalizar, sin embargo creo que culturalmente hay patrones similares que se repiten a lo largo de los años, y es ese papel, el que está cambiando.

Está claro que siempre ha habido hombres muy niñeros y menos niñeros, pero eso como hoy. Sin embargo hoy en día creo que las mujeres no permitimos que se nos ponga en la espalda toda la carga del hogar... ya no. Los hijos son de 2 y 2 tienen que cuidarlos, alimentarlos, distraerlos...

Hace 20/30 años muchas mujeres también trabajaban y lo hacían dentro y fuera de casa. Las madres trabajaban y se ocupaba de nosotros aunque alguna tenía una ayuda externa... sino cómo? con 3 hijos... imposible. Por lo menos éste era mi caso. El padre trabajaba todo el día... y ejercía cuando podía.

Hoy en día esperamos mucho más de la pareja, no solo que meta el 50% del dinero en casa. Esperamos que haga su parte, NO que "nos ayude". Que se implique física y emocionalmente, que entienda que su papel como padre es fundamental y que, aunque haya tareas que no puede realizar, sobre todo al principio, hay otras que son "suyas". El tema es que todo esto no se suele hablar de antemano on se suele "pactar", se espera que salga solo... y sale?

Creo sinceramente que si sale de forma "natural" es mejor, como siempre, si no hay que decir las cosas es maravilloso... pero muchas veces surgen los problemas porque no exteriorizamos nuestras expectativas en el otro, nuestros deseos... y por eso nos frustramos. El embarazo es un buen momento para establecer algunos "pactos", es cierto que, cuando llegue el momento de la verdad las circunstancias pueden cambiar, pero creo es un buen comienzo establecer unos escenarios posibles.

Lo que voy a escribir es parte de mi experiencia personal, que es bastante buena aunque siempre mejorable (incluido mi papel como madre, claro :), pero cada persona tiene la suya y por supuesto habrá puntos en los que otros padres estarán de acuerdo y con los que no, incluso habrá puntos que alguno leerá y pensará "Qué chorrada!" pues mejor.

Para mi el principal papel del padre a lo largo de todas las etapas (Embarazo, parto y crianza) es el SOSTENIMIENTO EMOCIONAL. Las mujeres vivimos toda la vida pendientes de nuestras hormonas y cómo nos afectan, a unas más que a otras, sin embargo, en esta etapa el cocktail hormonal es tan fuerte que nos es muy difícil controlar lo que sentimos y canalizarlo siempre de buena manera...

Para eso os necesitamos a vosotros, para que nos apoyéis incluso cuando no entendáis lo que nos pasa, nosotras tampoco lo entendemos, por eso a veces, podemos actuar de forma irracional llorando y riendo a la vez o no parando de llorar... si se da el caso que esperemos que no.

*El papel del padre en EL EMBARAZO:
- Durante el embarazo necesitamos que mostréis interés por lo que "nos pasa" porque aunque es dentro de nuestro cuerpo, también tenéis que entenderlo.

- Si no eres de los que se lee libros o ve documentales por lo menos intenta acudir con tu pareja a alguna charla de la matrona o a las consultas y si te es imposible, haz que tu chica te cuente poco a poco lo que le van enseñado... es una buena forma de ir haciéndote a la idea de lo que vendrá.

- Tu mujer está embarazada, no está enferma pero a veces: está cansada, está agobiada, está saturada... no es que no pueda hacer nada, ni es paralítica pero trátala como lo que es, una mujer embarazada que se tiene que cuidar... todo depende de la fase del embarazo en la que esté pero siempre agradecerá que le cuides (recuérdale que no coja muchos pesos, que no limpie toda la casa sola, que no se ponga a pintar ella sola la habitación del bebé... en definitiva que se cuide físicamente y estará cuidando al bebé) a veces un simple "ya lo hago yo, tu descansa" es lo que mejor nos viene física y mentalmente... :)

*El papel del padre en EL PARTO:
- Supongo que hay tantos partos diferentes como mujeres, sin embargo el papel del padre siempre es el mismo, el de apoyar a la mujer, mantener los nervios (por lo menos aparentar estar tranquilo).

- Cuando tu mujer se pone de parto, no hace falta coger las llaves del coche e ir al hospital como si fueras Fernando Alonso, hay que mantener la calma, calmar a la mujer que es la que sufre los dolores y darle ánimos diciéndole que pronto estaréis los 3 juntos. Por supuesto los masajes, ayudarle con las respiraciones, ponerle música relajante, un baño, ocuparse del otro niño... lo que haga falta y ella solicite.

- A la hora del parto cada padre debe elegir su papel, sin embargo si eres aprensivo no hace falta que "veas" nada que no quieras, con que estés en la parte alta de la cama apoyando a tu pareja será suficiente. nos sentimos muy acompañadas cuando el que nos da ánimos es nuestra pareja y no solo la enfermera o la matrona.  Creo que lo mejor es que el hombre esté "en silencio observando" y que deje que la matrona y la mujer se vayan entendiendo (pero bueno, esto cada uno...).

- Si es una cesárea, tendrás que esperar fuera pero seguramente te llamarán para hacer el primer contacto "piel con piel" con el bebé ya que la madre no puede hacerlo por las grapas que le acaban de poner. Te mandarán quitarte la camiseta en una sala y te pondrán al bebé en el pecho. Es un momento muy importante para tu hijo y para la madre que sabe en qué manos está aunque no sean las suyas y por supuesto... para ti, disfrútalo!

- Antes de que llegue la fecha del parto, tenéis que tener claro quien queréis que vaya a veros al hospital o quien queréis ver más tarde. Cuantas menos personas vayan mejor y si algún familiar tuyo se empeña en ir a hospital y ella no quiere que vaya, tienes que ser tú el que gestione esas NO VISITAS.

- Es importante que las visitas sean cortas, sobre todo si hay alguna no deseada, por lo que tienes que ser tú el que se encargue de "echarles amablemente" (sino sabes cómo hacerlo, sales discretamente y se lo cuentas a una enfermera, ya verás como ella te ayuda). Tu pareja bastante tiene con sus dolores, su cansancio y entenderse con el bebé y la teta. Además, a muchas mujeres les da palo dar de mamar delante de "cualquiera" (suegros, cuñados, tíos...) y menos los primeros días (luego es otra cosa, cuando coges el tranquillo muchas lo hacemos en cualquier parte pero los primeros momentos en los que te sientes tan torpe son muy íntimos y el bebé en el hospital lo que tiene que hacer es alimentarse y relacionarse con sus padres).

- Si compartís habitación eres el encargado de "crear un ambiente intimo" en tu lado de la cama en la medida que se pueda: ayúdale a que se sienta cómoda, corre las cortinas que separan las dos camas, corta la conversación de la de "al lado", ayúdale a tu pareja a coger buena postura con los cojines, llama a la enfermera cuando lo necesite, sobre todo para que le ayuden a "poner bien al bebé en el pecho", ayúdale a darse la primera ducha o a lavarse... eres una especie de "enfermero becario" y para tu pareja eres el mejor no lo olvides.

*El papel del padre LOS PRIMEROS DIAS:
- Cuando llegamos a casa con el bebé en brazos y los pechos cargados de alimento casi sin saber "utilizarlos" necesitamos vuestra ayuda para TODO EL RESTO, que no es poco.

- Si eres de los que nunca has cogido una escoba o has puesto una lavadora, te aconsejo que practiques durante el embarazo... luego ya es tarde. Te toca hacer los recados más mundanos... la compra, la comida, ir a la farmacia... ir a casa de tu madre o de tu suegra a por provisiones, tuppers...

- Gestiona las visitas, las horas en las que se presentan y el tiempo que están en tu casa. Intenta posponer las visitas que no sean imprescindibles, las que ni te traen tuppers de comida, ni te ayudan con las tareas de la casa... a los amigos, menos mal que se les puede decir la verdad... que no vengan, que vengan más tarde o que vengan solo 10 minutos a saludar... lo difícil es gestionar las familias... cada uno que gestione la suya, o tu las dos. Podéis tener un lenguaje secreto y cuando ella quiera que "eches" a alguien que diga una contraseña :)

- El mismo papel de "enfermero becario" que has jugado en el hospital te tocará realizar en casa durante unos días... curas, baños,

- Ocúpate del bebé cuando no esté comiendo (esto es MUY IMPORTANTE), llévatelo de la habitación para que ella descanse, incluso llévatelo fuera de casa para dar una vuelta y que tu pareja no "le escuche" durante un rato y pueda descansar mental y físicamente de un llanto que puede ser un verdadero "taladro de oídos". Los bebés donde mejor están cuando no tienen hambre es en la calle paseando y durmiendo.

- Cámbiale los pañales, viste al bebé... pero cuando estés solo con el bebé intenta hacer las menos preguntas posibles... si le gritas preguntas desde el cambiador del tipo ¿qué le pongo? ¿cómo se lo pongo? ella al final se levantará y lo hará... y no es plan. Entérate antes de cómo va la ropa del bebé, dónde está guardada... y sino un pijama, algo de abrigo y a la calle!!

- Tienes que reforzar la autoestima de tu pareja con mensajes de apoyo positivo, tienes que convencerla de la verdad!! de que lo está haciendo bien!!, de que juntos lo estáis haciendo bien!! en definitiva de que todo va a salir bien. Parece una chorrada pero cuando tu pareja te dice que eres "buena madre" o "buen padre" te lo vas creyendo poco a poco.

- Ocúpate del papeleo que hay que hacer (registro civil, seguridad social, ambulatorio, gestionar las posibles ayudas económicas existentes, la primera visita al pediatra que suele ser a los 15 días...).

...y esta historia no ha hecho más que empezar... lo que comento son temas un poco "tontos" pero a veces lo obvio es que lo que nos tiene que recordar que el cariño es lo más importante cuando te enfrentas a "lo desconocido" que en este caso, es tu hijo y tu papel de padre. 

Ver capítulo 6  del libro: " La Maternidad y el encuentro con la propia sombra" de Laura Gutman
"Sostener y separar: dos funciones para el padre". Este libro es un poco especial, igual no es para "todos los públicos" pero a mi me ha gustado mucho...

Ander y los aitites con Alaia... en sus primeros meses.

















2 comentarios:

  1. ¡Ama Txula! Me ha encantado el Post, consejos prácticos y basados en la experiencia. Por ejemplo, no sabía que cuando es cesárea el "piel con piel" se hace con el padre. Cuando lo lees es obvio y es bueno, ¡claro!, pero nunca me había parado a pensarlo; me surge la duda ¿es algo novedoso, o se hace desde hace tiempo?

    Y me quedo con el Momento Tupper: SI NO TRAES, NO ENTRAS :D (¡¡no pienso ponerte un bocata de chorizo, yo solo reparto lechee!!)

    ¡¡¡Paciencia y soliradidad con las Amatxus Barriak!!!

    muakkkkkkk

    Nikole eta Iru B. Good

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las pastas que me trajisteis al hospital me supieron a gloria sobre todo porque me daban de desayunar a las 10 de la mañana y yo llevaba dándole el pecho a Alaia toda la noche...imagínate el hambre... si te van a ver al hospital, que te lleven un par de sobres de jamón de jabuco sin congelar!! jajaja :D ya no hace falta!

      Eliminar