miércoles, 23 de abril de 2014

Muchas fotos, muchos recuerdos: Parte 2

Cuando tienes un bebé y más en la era de la tecnología en la que estamos le sacas miles de fotos con la cámara, con el móvil, con el Ipad, con lo que pilles... la mayoría de las veces no pretendes hacer una súper foto sino captar el momento, ese instante que no se repite.

Empiezas los primeros meses muy fuerte y luego ya te vas relajando... tanto que con los segundos y terceros tienes menos de la mitad de las fotos. O eso les pasó a mis padres, fotos mías hay 4... soy la tercera.

Para mi las fotos son el bien más preciado que tengo en casa. Por supuesto, el bien material. Nunca habéis pensado qué haríais si hubiera un incendio? qué rescataríais? yo sin duda el Mac donde tenemos todas las fotos miles y miles... (y eso que las tenemos también en "La Nube" a buen recaudo... y también rescataría algún álbum de fotos digital y en papel (después de poner a salvo a mis hijas porque perro y gato no tengo :)

Lo que tampoco tengo es una gran memoria y quizás es por eso que necesito echar manos de las fotos. Lo más cómodo es poderlas ver en la tele, nosotros con el Mac TV las vemos cuando viene gente a casa, se las enseñamos a Alaia que le encanta verse... No es que me pase el día mirando fotos pero tanto a mi como a Ander es algo que nos encanta. Seguramente es la afición más importante que tenemos en común :)

La cuadrilla nos regaló en nuestra boda la Nikon D90, para llevárnosla de Safari y es para nosotros una total desconocida... es una pena tener un tesoro y no saber sacarle ni la mitad del partido, pero ahí está y nos la solemos llevar a casi todas partes con nosotros.

Hace muchos años hice un curso de fotografía organizado por el Ayuntamiento de Bilbao y hace un par de años, cuando estaba embarazada de Alaia hice otro organizado por la asociación de fotografía de Derio, Dat Foto Derio (Si alguna estáis interesadas es un curso muy económico y a veces hay plazas libres para gente que no es del pueblo, no sé si sale todos los años pero está muy bien).

Los conceptos básicos te los llevas claros para casa:
- Encuadre (la ley de los 3 tercios)
- Iluminación (para mi lo más difícil)
- Opción manual de la cámara réflex (apertura del diafragma y velocidad)
- Enfoques y desenfoques...

Pero la parte de fotografía digital se me hizo más dura... a mi me gusta sacar fotos, no pasarme horas retocándolas en el ordenador, de eso se encarga Ander y mete bastantes horas así que las tenemos todas muy organizadas! es un gustazo.

Como ya comenté en esta entrada hay algunos programillas gratuitos que te permiten hacer cosas muy básicas con las fotos como el PicMonkey (que por cierto, ya no es tan gratuito, solo algunas opciones básicas). El Photoshop lo dejé por imposible... no tengo tiempo para dedicarle.

Pero para mi lo importante no es el retoque, sino cómo se hace la foto, el instante en el que haces click y por ello me reafirmo, para sacar buenas fotos a los niños hay que ser un verdadero profesional.

La luz nunca es la adecuada, les salen sombras, siempre se están moviendo... por muchas fotos que le hayamos sacado a Alaia (más de 4000) puedo contar con los dedos de las manos las que creo que son verdaderamente bonitas...

Para eso están los profesionales. Desde que nació Alaia estuve preguntando por sesiones a domicilio y demás pero al final no me animé. Ahora me arrepiento, esos 15 días del recién nacido son mágicos, las posturas que adoptan los bebés son dignas de unas buenas fotos.

Esta vez no se me escapa el momento y voy a hacer una sesión de recién nacido con Le Photograph (Bilbao), en la siguiente entrada os cuento quiénes son y cómo funciona el tema.





No hay comentarios:

Publicar un comentario