miércoles, 30 de abril de 2014

¿Qué pasa con la vacuna de la varicela?

Hace unos meses fui a darle a Alaia la vacuna contra la varicela y me dijeron en la farmacia que no me la podían vender porque la habían bloqueado...

¿Quién era el artista que había prohibido su venta? ¿Por qué razones? nadie te daba una explicación. Al ser una vacuna que no entra por la Seguridad Social somos los padres los que tenemos que elegir si ponerla o no y yo como soy PROVACUNAS TOTAL pues quería ejercer mi derecho a decidir.

Como tenía hora con la pediatra me acerqué de todas formas sin vacuna... a preguntarle. Me dijo que Sanidad no recomendaba su utilización en menores de 12 años porque se estaban poniendo "demasiadas vacunas"... cuando escuché esto me sorprendió... demasiadas vacunas? pues mejor no? por otro lado pensé... igual es que es mejor que el niño pase la varicela antes de los 12 años? pero claro, yo embarazada... un riesgo (y eso que mi madre me dice que yo la pasé, pero claro, no tengo pruebas de ello...).

Y hasta hoy... que he leído en el blog de Una Mamá Pedriatra cómo va el tema... igual, parado... y Alaia sin vacunar.

Las vacunas que le he puesto a parte de las del calendario de la Seguridad Social son la vacuna de la Meningitis C (todas las dosis ya) y la del Rotavirus (que provoca una gastroenteritis aguda) etiendo que las vacunas están muy vigilidas y no creo que se le pueda dar a un crío un exceso de vacunación sino todo lo contrario. Nosotros que podemos pagar las que no son subvencionadas tendríamos que vacunarles para contribuir a reducir los posibles focos de infección y así también proteger a los niños cuyos padres no se las pueden permitir... bueno, esta es mi opinión y la del Pediatra Carlos Gonzalez en su libro "En defensa de las vacunas" aquí os dejo una entrevista muy interesante que le hacen al pediatra.

Destaco un párrafo de su entrevista:
Retrasar las vacunas o ponerlas después del año (o de los dos años) significa exponer al niño a un peligro de infección. Y las vacunas no son «demasiado fuertes» para bebés tan pequeños, y tampoco «sobrecargan» su sistema inmunitario ni nada por el estilo. En realidad, a las pocas horas de nacer un bebé ya está invadido por millones de microbios de cientos de especies distintas; las vacunas solo añaden unos pocos microbios más, y encima muertos (o «medio muertos», en el caso de la triple vírica).


No hay comentarios:

Publicar un comentario