lunes, 19 de mayo de 2014

Cuidados del recién nacido al llegar a casa

Ya solo me queda 1 semana para llegar a mi fecha probable de parto. La verdad es que no estoy muy nerviosa porque me temo que Ariane va a hacer lo mismo que Alaia, quedarse unos días más dentro de mi barriga que se debe estar muy bien...

Ahora estoy con el tema de los cinturones, que qué es eso? pues en las ñultimas semanas del embarazo el ginecólogo te manda a que te hagan un estudio cardiaco del bebé y de las posibles contracciones que puedas tener aunque no las notes... yo fui el otro día y nada de nada... seguimos "muy verdes" como suelen decir ellos.

En esta entrada voy a resumir un poco lo que nos ha contado la matrona sobre los primeros cuidados que hay que hacerle a un recién nacido las primeras dos-tres semanas.

La llegada a casa no suele ser fácil pero desde luego es muy muy intensa en todos los sentidos incluso en los buenos, en los emocionales. Estáis los tres solos por fin! y tenéis que seguir a vuestros instinto... seguro que lo que decidís es lo correcto y os funciona.

Via Bebes y más. 
De todas formas por no dejarlo todo al azar, aquí van unos consejos que creo que no vienen nada mal:

LAS TOMAS:
* A demanda: si el niño tiene un buen peso y se salta una por la noche, no es necesario despertarle. La pérdida de peso de hasta un 10% es normal en la primera semana, recuperando el peso del nacimiento a los 15 días. Si hace mucho calor el bebé solicitará más el pecho para hidratarse.
* Ver entrada de lactancia materna con más detalles.

EL BAÑO:
* No bañar al bebé hasta que se le haya caído el cordón: no es necesario bañar a un recién nacido en sus primeros días, bastante lío tenemos ya como para hacerlo más grande. Eso sí, si hace mucho calor, si es verano, si es conveniente refrescarle, igual no con un baño completo pero sí con una esponja húmeda. Si le bañaos unos días más tarde todos disfrutaréis más de ese primer baño juntos.
* Adecuar las condiciones en el baño: la temperatura del agua tiene que estar entre los 36º y los 37º, si no has comprado un termómetro de agua basta con que metas tu codo y verás si está fría o caliente. El ambiente del cuarto de baño tiene que ser cálido, sin corrientes y lo mejor es que le vistáis luego ahí mismo, si le tenéis que llevar a su cuarto que no haya corrientes y que esté caldeado.
* Los Productos: lo mejor es bañarle solo con agua, los bebés no están sucios y no necesitan jabones. De todas formas si compras un jabón que no contenga "jabón" (jabón sin jabón), parabenos (conservantes perjudiciales), phenoxietanol, ftalatos, perfume con alérgenos (citronelol, gerianiol...) mejor sin jabón y listo!
Eroski está a punto de lanzar una nueva línea de perfumería infantil sin ninguno de estos componentes, en cuanto tenga más datos haré una entrada especial para que conozcáis los productos!!

EL OMBLIGO:
* El ombligo lo tenemos que cuidar de manera especial: no hay que tocarlo demasiado pero si moverlo para ir limpiándolo con suero y con un bastoncillo o gasa para quitarle la porquería que se forma a su alrededor, sobre todo por debajo del mismo. Si tienes un niño varón con más razón ya que orinan hacia arriba y ensucian más el ombligo.
* Vigilaremos su aspecto, color y sobre todo el olor. Si huele muy fuerte hay que acudir al pediatra para que lo mire.

LA CABEZA:
* En la cabeza de algunos recién nacidos suele haber una costrita llamada la costra láctea. Si no es muy importante se le caerá solita, le podemos pasar un peine para ayudar a separararla pero si está muy pegada el pediatra te recetará una crema que ayuda a eliminarla. Solo es un tema estético, cuanto menos le toquemos la cabeza mejor ya que la fontanela todavía está abierta y no hay que tocarla.

LAS CACAS:
* Las primeras cacas se denominan meconio: son las producidas por la ingestión del líquido amniótico por parte del bebé cuando está en la tripa. Son negras y muy muy pegajosas. Lo que tenemos que hacer es no utilizar toallitas por lo menos en las primeras semanas y limpiarle el culito con una esponja y agua, luego secárselo con un paño suave de algodón o una toallita suave para quitarle toda la humedad.

ARROPARLE:
* Envolver al recién nacido: en sus primeros 15 días tiene una postura contraída, que es la que ha tenido en el útero materno y no le resulta agradable perder esa postura de repente, se irá estirando poquito a poquito. Por eso les encanta que les envolvamos dentro de una mantita o cobija con las piernas flexionales y los bracitos bien apretaditos (sin pasarnos que tienen que respirar). Si hace frío porque es invierno podéis calentar la manita en la secadora antes de ponérsela o en una calefacción (con cuidado de no quemarla...). Hay algunas "cobijas" que venden ya hechas con la forma... pero cualquier manta, toquilla o muselina os sirve.


EL SUEÑO:
* El recién nacido tiene que dormir boca arriba en decubito supino y con pocas cosas al rededor para que no pueda taparse la cara. Los sacos son mejores que las sábanas por esta razón. Se intentará establecer diferencias entre el día (luz natural, estímulos ambientales, ruidos moderados...) y la noche (luz tenue, poco estímulo).





No hay comentarios:

Publicar un comentario