martes, 25 de noviembre de 2014

Helado de chocolate con cariño

Cocinar forma parte de la vida. La cultura de la cocina ha estado siempre ligada a sociedades cuidadas y hogares bien alimentados.

Hay que comer de todo... incluso chocolate, pero todo en su justa medida.

Los niños tienen que aprender a cocinar desde pequeños. Yo tengo el recuerdo, uno de mis primeros recuerdos, de estar en clase con 3-4 años batiendo huevos. Si, en mi colegio batíamos huevos y hacíamos bizcochos. Todavía recuerdo el horno que estaba al fondo del pasillo y esas tardes en las que todo olía a masa dulce. Los franceses son así, muy dados a cocinar en los colegios sobre todo repostería.

Como sé que mi lechona mayor no va a tener la suerte que tuve yo de cocinar en "horas lectivas" ya hemos hecho 3 "talleres at home".

Galletas en forma de nube (no intencionada): salieron duritas pero buenas de sabor y nos lo pasamos pipa con las manos en la masa!!


Magdalenas con pepitas de chocolate; éstas las bordamos pero he perdido la receta, sorry y no tengo fotos del making off.


y finalmente esta semana hemos hecho Helado de chocolate con nuestra heladera fucsia de marca Fagor.



Lo que no tengo es la foto finish porque vinieron mis cuñados, la bisabuela y mi sobrino y el helado desapareció... nos gustó tanto que no dió tiempo de sacar fotos...

Os paso la receta:

Ingredientes

  • 250 ml. de leche
  • 250 ml. de nata
  • 25 gr. de cacao en polvo
  • 85 gr. de chocolate fondant
  • 100 gr. de azúcar (si se quiere se puede sustituir una parte por edulcorante)
  • 2 yemas de huevo grande o 3 de pequeño
  • Sal
Preparación:
1. Batir las yemas con el azúcar hasta que éste se disuelva. reservar en un bol.
2. En un cazo a fuego bajo, poner la leche con la nata y el cacao en polvo (yo utilizo sin azúcar). Remover para que se integre y se disuelva el cacao.
3. Rallar o trocear el chocolate fondant, incporporar a la mezcla anterior y batir hasta que se deshaga el chocolate. Añadir una pizca de sal para realzar el sabor.
4. Incorporrar la mezcla de yemas que teníamos reservada, batir bien la mezcla, dejar unos minutos sin parar de remover para que no hierva y se corte. Retirar del fuego y dejar que temple a temperatura ambiente.
5. Si tenemos heladera, enfriar la mezcla en la nevera y ponerla en la heladora unos 30 minutos. Si no, poner en un recipiente plano y metálico, llevar al congelador y remover cada media hora durante tres horas para romper los cristales de hielo que se van formando.
Espero que os endulce este otoño caluroso! y vosotros, tenéis alguna receta que nunca falle con los niños? la compartís? :) vengaaaaa!!!!

1 comentario:

  1. Me ha encantado la receta y más aún tu ayudante. No puede ser más dulce.
    Un beso

    ResponderEliminar