sábado, 16 de mayo de 2015

Nunca volvería a comprarte: Parte 1

Hay tantas cosas que he acumulado desde hace 3 años que ahora no tienes cabida ya en mis armarios. Lo siento, no te pongas triste, en su día pensé que eras uno de mis imprescindibles, pero no lo eres y prefiero decírtelo ahora que todavía no es tarde... no quiero engañarte ni engañarme.
  • Querido Paraplis (regalado), nunca te he utilizado, el mango de mi carro era demasiado ancho para ti, eras muy complicado de ponerte y quitarte y nunca encontré un paraguas lo suficientemente alto para no tener que ir agachada cuando te intenté utilizar. Te regalo.
  • Querida mochila Manduca (regalada) me encantaste y te utilicé varias veces, pero en realidad eras incómoda porque cuando iba a tomar algo con alguien no sabía donde dejar a la niña que se dormía y sudaba... porque si la llevaba contigo no sabía donde poner mi bolso, sus pañales... conmigo en realidad no has hecho carrera. Todavía no te regalo, voy a ver si te utilizo este verano con lechonbaby. 
  • Querido Adaptador del WC (comprado), no te hemos utilizado mucho y en realidad creo que no me sirves, prefiero que la lechona aprenda a sentarse bien en el WC ahora que ya ha crecido y a veces no quiere el orinal. En realidad eres un estorbo si no fuera porque a veces te utilizo para sentar a la lechonbaby en la bañera. 
  • Querido esterilizador de biberones y chupetes (heredado), de ti ni hablo, ya sabes que nunca fuimos amigos, me gusta la limpieza en su justa medida y creo que es conveniente que no todo sea aséptico para el sistema inmune así que te regalé casi cuando que te conocí.
  • Queridos biberones "raritos" y "caritos" (regalados), no os he utilizado y vosotros lo sabéis, estáis apartados en el armario casi desde que llegasteis a casa. Tú, "gordito", no entras en mi maravilla de escurrebiberones y tu "especial anti-cólicos" no me has servido de mucho porque mis hijas no han tenido ni un solo cólico. Vivan los biberones bonitos y baratitos de Suavinex (packs de 2*9,95) o incluso los de los supermercados!! 

  • Querido calienta biberones, te he utilizado 2 o 3 veces, si, es verdad que me has servido para irme a un hotel y no tener que ir al bar a pedir agua caliente (que te la ponen hirviendo), pero cuando me he dado cuenta de que a lechonbaby le gustan los pibes templaditos de agua caliente del grifo he decidido prescindir de tus servicios. Te regalo.

En otra entrada haré un "no te quiero" de alimentos y demás... me encanta desdecirme... los imprescindibles son 4, no nos engañemos.

Si quieres gastar, gasta, pero no te engañes :) 









1 comentario:

  1. Coincido en todos menos en la manduca! A mi me gusta portear y lo hacemos bastante! Para ir a tomar algo no, pero para dar un paseo por donde no puedes ir en carro que? jiji!

    ResponderEliminar