martes, 29 de diciembre de 2015

El lenguaje del amor... en pareja pero también en familia

Ayer hubo un milagro... conseguí que mis dos lechonas se echaran la siesta a la vez y duró 2 horas!!!. La verdad es que una de las decisiones mejores que he tomado ha sido la de ponerlas a dormir juntas casi desde el principio, son todo ventajas... se hacen compañía y "hablan" hasta dormirse. 

En ese ratito no conseguí dormirme para variar, el estrés que llevo encima no me suele dejar relajarme hasta que llega la noche y si caigo en la siesta suele ser porque estoy agotada. Ahora como estoy "de vacaciones" no estoy tan cansada como si fuese a currar levantándome a las 6:30.

Puse la tele, raro en mi porque cada vez la odio más... y eso que yo he sido de tele... muuuuucha tele. Ahora con el móvil y las series que vemos no ponemos casi la tele. Pues caí en la 2, si, no es que vaya de cultureta ni mucho menos pero es de lo mejorcito que hay. En el programa, una psicóloga hablando del lenguaje del amor en pareja y ahí me quedé a ver si aprendía algo nuevo :) 

Venía a decir que es imprescindible, para una relación sana, empatizar con el que tenemos en frente (bueno, esto siempre sea quien sea y si es tu pareja más) y tenemos que, mediante la observación, adivinar cuál es el lenguaje que más le llena para poder hablarle en ese código y mejorar la relación. 

Con 2 niñ@s, ya he comenado en varias ocasiones que estás más cerca de la ruptura que del enamoramiento, los que estáis en esa situación me entendéis fijo, los que no pensaréis que es mi experiencia pero yo he comprobado aliviada que no jeje. 

Foto Via terapia de pareja
Cada uno ponderamos estas 5 formas de comunicarnos de una manera, lo que tienes que saber es cómo los pondera tu pareja para comunicarte "en positivo". A veces es difícil "hablar" con dos niños ya que casi no tienes tiempo y acabas agotado al final del día, pero comunicarse no siempre se hace hablando, aquí te doy 5 formas de hacerlo sin tener una conversación. Tenemos que ampliar nuestro abanico de lenguajes, cada uno en su justa medida. 

Los 5 lenguajes del amor: (todo esto se puede aplicar también a la relación que tienes con tus hijos, con tus amigos, con tu familia...)
* EL RECONOCIMIENTO: cuando tu pareja se esfuerza dentro y fuera de casa en mejorar, es importante reconocerle el mérito aunque sean pequeñas cosas. Hay personas que necesitan el reconocimiento constante y por el contrario hay otras que lo necesitan en determinados ámbitos por ejemplo en el ámbito de ejercer de padre. 
* LA ESCUCHA ACTIVA: mirarle a los ojos cuando te habla, prestarle atención real a pesar de que haya cosas que no te interesen demasiado, si son importantes para él/ella debe ser importante para ti por lo menos cuando te las esté contando. Deja el móvil a un lado... que nos conocemos... jejeje
* LOS DETALLES: invertir parte de tu tiempo (o parte de tu dinero), en pensar en algo que le pueda hacer ilusión. No siempre son cosas materiales, pueden ser detalles que no cuesten nada, tu sabrás lo que puede hacerle ilusión y nada de ponerte excusas de "no tengo tiempo" o "eso son chorradas", los detalles, por pequeños que sean, son imprescindibles para seguir adelante con ilusión. 
* LOS PEQUEÑOS FAVORES: ayudarle cuando no sabe hacer algo sin comentarios despectivos (por ejemplo con temas del ordenador o de la cocina indistintamente), fregar por la noche cuando la otra parte está agotada y decirle que se tumbe en el sofá, ir a recoger un paquete a no sé dónde... este punto y el de los detalles son muy similares. Detalles y favores pensando de forma generosa en el otro para una mejora de la relación de conjunto.
* EL CONTACTO: no solo el sexual, que también por supuesto. Pero el contacto más insignificante,  recuerda que "el roce hace el cariño" y la piel "nos conecta"... piel con piel dicen con los niños pero también con la pareja: abrazos, besos, caricias, masajes... todo el contacto es poco para seguir conectados. Cuando el contacto no sale, habrá que sacarlo... no me vale con "yo es que soy poco cariños@" pues hay que serlo más siempre y cuando la otra parte te lo esté pidiendo sin esperar a que lo haga "a gritos". A veces un gesto, un solo abrazo acaba con una discusión. 

Hay que esforzarse en darle al otro un pedacito de ti sin dejar de ser tú, sin sobre actuar. Pero intentando hacerle feliz al otro no solo en tu lenguaje sino también en el suyo. No te olvides que tus hijos harán lo que haces y se comunicarán como tu lo haces. 

Suerte! jajajaja



No hay comentarios:

Publicar un comentario