viernes, 25 de marzo de 2016

Fin de semana con niños en la nieve

El fin de semana pasado estuvimos con unos amigos en la nieve, no fuimos a esquiar, simplemente fuimos a tocarla y a jugar. A que los más pequeños la descubrieran...

Alquilamos una casa rural, muy recomendable por cierto, en Pujayo (Cantabria) y subimos a Alto Campó a tirarnos con unos trineos en la entrada de las pistas. Os dejo aquí el enlace a la casa.



Los niños disfrutaron un montón y nosotros más. La casa con jardín chimenea y barbacoa estaba genial y nos lo pasamos pipa charlando hasta las tantas con los niños dormidos. Es un buen plan para los niños pero también para los mayores porque pasar un fin de semana en el campo, respirar aire fresco y desconectar de la rutina siempre le viene bien a la familia y sobre todo a los niños.


Aunque mis hijas son un poco miedosas y eso de tirarse con un trineo casi sin frenar no es lo que más ilusión les hacía, ponerse la ropa de la nieve, tocarla con las manos y pasar ese fresquito típico de las pistas de esquí les encantó. Además a mi lechona mayor todo le recordaba a Frozen jajaja







Al día siguiente fuimos a Fontibre a ver el nacimiento del río Ebro, un sitio muy bonito con un paseíto para hacer con los peques, se pueden llevar los carritos también y hay un restaurante ahí mismo para comer o tomar algo. El sitio está lleno de perros y mi lechona pequeña estaba encantada!



El año que viene repetimos pero con curso de esquí para todos. Nos comentaron que los cursos son a partir de los 4 años, que son personalizados por lo pequeños que son, pero que si con 3 y pico tienen una mínima destreza que también se puede empezar por una mini cuesta. Os recomiendo la aventura... aunque tendrá que ser ya el año que viene.

Este año ya le hemos dicho adiós a la poca nieve que hemos visto y hola A LA PRIMAVERA!! :)



No hay comentarios:

Publicar un comentario